Facebook

Compartir


 

 

Dogo Argentino

 

27.10.2012 | Artículo publicado en la revista Canina Mag CiSud / Noviembre de 2012
QUÉ ES SER HANDLER CANINO?... Por Decio Salvatori
 





La gran mayoría, ante esta pregunta posiblemente responda: -“Es aquella persona que sabe disimular los defectos de un perro y resaltar las virtudes del mismo“. O, como dijera el conocido Jim Bennet cuando dió una excelente charla en su paso por BUENOS AIRES: - "Es quien tiene la capacidad de resolver el absurdo impredecible".
Esta última respuesta me parece excelente; sobre todo para nosotros, los argentinos que tenemos tanta capacidad de improvisación.

Con método y disciplina todo se logra; sobre todo teniendo los conocimientos necesarios y la constancia para aplicarlos. Pero ¿qué pasa cuando algo que no estaba en el libreto sucede? De la experiencia que tengamos en presentaciones, sumada a la chispa que los argentinos solemos tener; lo resolveremos y saldremos airosos de esa posible situación.

Pero... ¿Cómo podremos hacer para que esto sea tan fácil como aquí lo planteo? Mi experiencia les diría que, cuando alguno de ustedes se encuentre dentro de la pista y llegue un momento en que sienta que le faltan manos para terminar de poder acomodar a ese perro.... Que encima, -"¡No sé qué le pasa que no se queda quieto!"... Que se quiere comer al de al lado... Que no se deja abrir la boca... Que no esto... Que no aquello... que, que, que, que... -"¡Pero si en casa lo practicó el día anterior y hacía esto CASI bien!".

Bien amigos, arriba habrán leído sobre improvisar, pero no exageremos en este punto. La frase "lo atamos con alambre" funciona. Pero, debemos saber qué partes y qué piezas sujetar. Para ser capaces de "sujetar con alambre" hay que dar ciertos pasos. Estos pasos son: tomar un curso y hacerlo en forma seria, practicar lo que nos van enseñando clase a clase.

Existen, también, muchos de los que se autodenominan handlers, que no han tomado ni un solo curso. Una especie de "self-made man" de la presentación canina. Si se limitasen a mostrar sus propios perros, no podría decir que proceden mal, ya que los perros son de ellos. Pero estos señores muestran perros ajenos y cobran por ello; por lo que confirman que "la improvisación" puede ser una profesión rentada. Aunque me pregunto: -" ¿Son más aventureros los "handlers improvisados" que se denominan profesionales; o los propietarios que les pagan sus honorarios?"

Antiguamente se aprendían oficios. En el SER HANDLER sucede algo parecido. Si para ser herrero se comenzaba siendo "aprendiz de herrero"; y para ser aprendiz había que estar bajo la tutela de un "maestro". Esto que les planteo no es muy distinto. Mi mejor consejo es que busquen un BUEN MAESTRO. Y con ello quiero definir a alguien que sepa y que esté dispuesto a enseñar. Y si tiene gusto y conocimientos por la misma raza del interés de ustedes... ¡Mejor!

Curiosidad y pasión son dos necesidades que debe sentir un aprendiz de handler. Es una pena que ni la pasión, ni la curiosidad abunden entre los presentadores noveles. No los veo, en general, con la curiosidad necesaria para pasarse largos ratos observando cómo trabajan los handlers ya consagrados. Y para aquellos que les falta pasión para este oficio... lamento decirles que sin pasión culminarán sintiéndose esclavos de su trabajo.

Cuando comencé como asistente, ya era un hombre de 30 años cumplidos. Algunos decían que ya "estaba viejo" para empezar. Puse mi buena cuota de sacrificio; pero la pasión que sentía me daba fuerzas para continuar con mi trabajo habitual que era de noche. Mal dormido y a veces sin dormir siquiera, iba después con mi "Maestro" a las exposiciones. Él fue quien me formó, quien creyó en mí. Fueron años difíciles; pero la pasión que sentía y la curiosidad por aprender y saber más me estimulaban a no bajar los brazos y a seguir adelante. Pasión, curiosidad y la grandeza de Alfredo Palacios -Mi Maestro- son las cosas que me llevaron a decirme y a decir con orgullo: "Soy Handler". Hoy esto es mi trabajo, hoy ser handler es mi profesión, porque ser handler es mi vocación.

Muchas veces algunos handlers hacen "atipicidad de handleo". O sea, muestran a sus perros de forma atípica para lo que se espera de su raza y por consiguiente de su Standard.

Las "atipicidades" pueden suceder por diversos motivos. Muchas veces es por desconocimiento. Para evitarlo es necesario conocer el standard; y para saber "interpretar" el standard y que no suenen a "palabras técnicas sin sentido"; hay que aprender sobre estructura. En la F.C.A se dictan excelentes cursos de Cinología. Podrían comenzar por allí.

Viene a mi memoria el recuerdo de cierta vez en que yo mostraba un perro con una excelente colocación de cuello; por lo tanto yo intentaba remarcar ése punto al señor Juez. Presionaba al Juez; lo presionaba "mirandolo fijamente “ El expositor que estaba detrás mío comenzó a hacer lo mismo; y quizás ponía más énfasis que yo presionando al juez . El problema de esta persona era que su perro tenía un cuello que sinceramente no merecía ser destacado; y si debo ser sincero, ese perro tenía un cuello con una pésima inserción. Con esta anécdota solo quiere recalcar que considera fundamental conocer y aprender sobre estructura.

Volviendo a mi consejo busquen un BUEN MAESTRO, con quien iniciarse como aprendices. Si ustedes pueden estar un tiempo al lado de su maestro, trabajando para él o con él; eso seria lo ideal. En caso de que no puedan hacerlo por el motivo que sea; entonces mi siguiente consejo sería: "Aprovechen el tiempo en que se encuentren en las exposiciones".
¿Cómo? Pues mirando a los "grandes". Aprendan de ellos. Deben ser capaces de capitalizar las horas que han estado en una exposición, sentados en una silla. Habrán invertido su tiempo aprendiendo algo nuevo. Si en cambio, se la pasaron charlando con un amigo, criticando al perro de Mengano... que si Fulano seguramente va a ganar porque el año pasado lo vieron comiendo asado con el Juez... Habrán perdido tiempo. Habrán perdido tiempo y, con ése tipo de comentarios no le harán ningún bien ni a la raza ni a la cinofilia.

Perros buenos y malos hubo y habrá hace 100, 50 ó 10 años. Cuando yo comencé había menos tecnología y menos adelantos. En ese entonces para informarnos sobre la raza que nos interesaba había que recurrir a un libro, siempre pocos, por cierto. Otra posibilidad era ser humildes y sentarse a escuchar lo que los "grandes" tuviesen y quisiesen compartir con nosotros. Hoy vivimos en la era de las computadoras. Todo está al alcance de un clic. "San Google" tiene todo lo que podemos necesitar para explicárnoslo en dos segundos. Tristemente he comprobado que cada vez hay más ciber-criadores; y menos de aquellos que se quedan las noches en vela por un parto y deben juntar kilos de materia fecal a diario.

Con constancia y humildad se puede lograr presentar bien un perro. Hay particulares que hacen muy dignamente el trabajo de presentar sus propios perros, no son " profesionales" pero si han aprendido a mostrar sus perros muy bien. En el otro extremo -en toda actividad siempre hay un “MARADONA como por ejemplo el señor William "Chamaco" Pacheco.

En la próxima exposición inviertan el tiempo que pasarán sentados en una silla viéndolo a William Pacheco presentar perros... ¡Si parecen una prolongación de él!... No son perro y persona, ¡Son uno solo! Si quieren llegar a ser los mejores, entonces deben apuntar a lograr conformar un BINOMIO con su perro. Quizás mi admiración por los virtuosos suene exagerada, pero como yo no lo soy y lo que voy logrando es con mucho trabajo realmente admiro aquellos que tienen ese don natural.

Nunca crean que lo saben todo. Sigan mirando y sigan aprendiendo. Ésa es nuestra obligación como profesionales, la de dar lo máximo. Podremos considerarnos handlers "profesionales" cuando nuestros colegas nos sientan sus pares. . Debemos sentir curiosidad por aprender y aprehender los trucos de los grandes. Luego será el momento de darle a todo nuestra impronta, nuestro "toque personal". Entonces será el momento de que la propia magia fluya.

Un handler no solo es una persona que sabe mostrar correctamente un perro. Es quien, además, tiene conocimiento sobre estructura, sobre temperamento, sobre problemas de salud de esa raza. Y lo que no sabía, se puso a estudiarlo para llegar a formar un EQUIPO junto a su cliente.

Para llegar a ser HANDLER, hay que conocer de táctica y de estrategia... armar una campaña, alcanzar un ranking. Ser handler es ser también el Agente de Marketing, el RR.PP (Relacionista Público), el Ministro de Relaciones Exteriores, y muchas veces también el Ministro de Economía. Ser HANDLER, implica saber cuidar, desde todo punto de vista, a un ejemplar y al propietario o criadero que lo confía en sus manos. Ser HANDLER significa, que el dueño del perro pueda quedarse tranquilo porque sabe que ése, "su" perro, puede estar a miles de kilómetros de su casa; y estará tan bien cuidado como por él mismo.

Puedo seguir enumerando muchas cosas más. Puedo brindarles más consejos, pero la decisión de "mejorar y superarse en las presentaciones" deben tomarla ustedes. Vayan a los shows y observen. Observen la responsabilidad en el trabajo. Observen el amor por los perros. Observen los cuidados. Observen el orden en cada campamento. Observen la limpieza. Observen... Observen... Esto se logra con excelentes asistentes; sin ellos no podríamos realizar bien nuestro trabajo.

Cuando se hace lo que a uno le gusta, hay más posibilidades de que cada vez las cosas salgan mejor. Se pondrán más ganas y no nos dejaremos vencer tan fácilmente.

Si quizás con todo esto, el oficio de handler les parezca demasiado duro como para ejercerlo ustedes mismos; pues entonces contraten a uno profesional. Nunca nos quejaremos si nos entra un poco de dinero extra.

© DECIO SALVATORI

CV (Handler, adiestrador, criador canino. Fue editor y director de la Revista Dog Show Winners, condujo el programa de radio Ladridos en Fm Keops(La Plata), en la actualidad es panelista de radio ci-sud “Los Grosos”).

 

 
Decio Salvatori - All Breed Professional Handler
Diseño: Gerardo Dayer